martes, 18 de enero de 2011

Stressful days

No es culpa de nadie que me despierte con el ruido de una enceradora porque mi vieja tuvo ganas de limpiar la casa de una manera catartica y un poco enfermiza, no es culpa de nadie que hable en un tono de voz molestamente agudo y FUERTE, no es culpa de nadie que el tren se quedara parado en retiro y que por lo tanto llegue tarde al laburo,  no es culpa de nadie que tengas un billete de 100$ y NADIE tenga cambio, no es culpa de nadie que no este de buen humor para que me cargosen cuando mas me cargosean, no es culpa de nadie que me caiga algo para hacer veinte minutos antes de irme del laburo y por lo tanto salga tarde y llegue tarde al curso de histo, tampoco es culpa de nadie que durante todo esto se me estuviera rompiendo la cabeza. Y si vamos a grandes escalas no es culpa de nadie que no me de el tiempo entre el estudio y el laburo.



Pero saben que? Me chupa un huevo que no sea la culpa de nadie. Yo tengo las pelotas hinchadas asi que si me la quiero agarrar con el primer infeliz que se me cruce en el subte y me empuje levemente porque el subte freno de golpe... LO HAGO! Porque cuando tenes un mal día realmente no acaba hasta que liberas esa ira iracunda capaz de hacer que te explote una venita en el cerebro y quedes hiper pelotudo no te vas a sentir mejor. Te aseguro que no, buen lector. La otra opcion es ver todo arder, pero eso sale mas caro.

No digo que mi vida sea dificil, solo digo que no es lo que se diga facil, solo digo que al primer infeliz que no tenga ni super problemas monetarios ni una carrera que lo consuma ni un laburo al que tenga que viajar hora y pico para llegar y le quede el suficiente tiempo libre como para romper los huevos como traumas existenciales que NO tienen salgo con una ithaca y los gunshoteo a mas no poder...

No hay comentarios:

Publicar un comentario