jueves, 3 de marzo de 2011

Big in Brasil, pt 1.

 Ely fue y Ely volvio.

Como quien dice volví, pero no les voy a contar el como volvi ahora.
Ahora les voy a contar el como me fui.
Y me fui una madrugada de sabado... Teniamos que salir a las 4.30 am pero terminamos saliendo una hora después porque algo le había pasado al micro (que venía de Quilmes) y porque nuestra coordinadora era medio pelotuda. Hicimos 4 paradas, entre las cuales yo dormi y dormi. No digo que comi, porque la tortilla (si, tortilla, enfermos) que me lleve para el viaje me la comi antes de que el micro salga de retiro. En una de esas paradas estuvimos como 3 horas, porque nuevamente la coordinadora coordinadorisima había hecho quilombo con las visas (si, necesitas una VISA para entrar y salir de Brasil).
Que pin, que pan, llegamos a Brasil (ya se, que pin que pan las pelotas,  es un viaje de 2000 km aprox, pero ¿qué quieren que les cuente si ya les dije que me la pase torrando?). Después llegamos a Florianopolis, y por último a Cansavieiras.
Obvio que deje el bolso (puedo irme de vacaciones a otro país con solo un bolso y no tan lleno y verme fantastica por 10 días! Como hice? BIKINI, IDIOTAS)  y corrí al agua con una desesperacion casi instintiva. Soy una persona muy acuática y confieso que una de las cosas que mas me interesaba de las diversas playas era el agua de mar cristalina y con pececitos. Por suerte esta expectativa fue cumplida al 100% por lo que nade tanto que tonifique bocha los musculos de la pierna. También me pico un agua viva, pero son chascarrillos menores.
Luego de haber disfrutado del agua de Cansavieiras, que resulto ser la playa menos linda de todas, nos enteramos que estaba contaminada por un virus que venía de los morros que te daba cagadera y vomitos por diez días. Afortunadamente, ninguna se infectó, y si lo hizo piloteo re bien el asunto de vivir cagando y que nadie lo note.
Y fue en Canasvieiras donde conocí y amé el choripan de allá. Es buenisimo, mucho mejor que el Argentino ironicamente. Era la gloria entre dos panes. Y mi sed era calmada por frecuentes dosis de Caipiroska. Sobrevivi unas vacaciones en Brasil a base de choripan y caipiroska, aunque también me amigue con la caipirinha y una piña colada de tanto en tanto no estaba nada mal. Desde el día 1 supe que ibamos a tener un clima de mierda y medio bipolar. A la mañana había solcito y calor usualemente, y a la tarde se largaba un diluvio universal que continuaba hasta la noche. Mi frustracion al no poderme planchar el pelo fue contundente. Ustedes dirán "que boludez!! La mina en Brasil preocupada por el pelo!!" y yo les digo "pero porque no sacas turno y me la suckeas, infeliz ;D".  
Esta vez yo TUVE MI PROPIA CAMARA DE FOTOS para el viaje. Me sentía orgullosa y libre... libre de depender de camaras ajenas como una prostituta del flash. Ahora yo era mi propio amo y señor, y si le quería sacar 5 fotos a un puto papagallo lo hacía... y de hecho... LO HICE. Por lo tanto el abanico fotografico es bastante amplio. Intentare subir algunas fotos acá, tanto significativas o llenas de ego, y el resto las veran por facebook.

Termino la cosa aca, prefiero relatar mi experiencia en dos posteos (o tres si me voy de mambo y les cuento el como me perdi en el centro de florianopolis) y les dejo de regalo una foto BIEN FLOGGER que me saque alla.
La proxima la sigo con las excursiones, mi ranteo indiscriminado a los precios y mis anecdotas anecdoticas. Porque? Por que puedo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario