domingo, 27 de marzo de 2011

Hola, mmmmmmmmmmundo.

Bueno, después de dos mil vueltas, estoy anotada, asignada y empernada. Nuevamente. Pero a darle átomos, que pasado el fin de semana largo comienza una nueva etapa llamada "Facultad". Ya estamos acostumbrados a esta etapa no? es esa etapa que dura mas o menos un embarazo, con la pequeña diferencia de que el parto no es unico. Y generalmente también te rompen el culo. No les voy a decir que curso, pero les voy a decir una cosa. Que no curso. Y es Bioetica. No shit Sherlock, nunca te asignan bioetica... NUNCA. A menos que estes en 3ero, y eso todavía no, pero ya llegara y ya me agarrare los pelos con bioetica.

Que mas puedo contar de mi vida? Que hoy fui al Parque de la Costa y estoy cansadisima, pero no quería empezar la semana sin actualizar. Btw, gracias por las 800 visitas y pico. Es un montón de visitas para el poco tiempo que lleva abierto este humilde blog, que mal que mal suele contener casi en exclusivo la ventilación de mis problemas irritantes o indignantes.  También fui a ver a Placido Domingo en este finde largo =D.

A todo esto me encontré una caja de alfajores Balcarce arriba de la mesa y son TODOS de membrillo... Pero que vida de mierda! La vida siempre te da membrillo cuando queres dulce de leche, y si por alguna razón, por alguna PUTA razón querés membrillo, sabelo que ya no lo vas a tener. Es mas. Ya no vas a tener nada. Oiste? Nada!!!

Recién estaba leyendo que Stephen Hawking descubrió el año pasado que Dios no es necesario para que el universo haya sido creado, o algúna teoría loca al respecto. Es Stephen Hawking, yo a Stephen Hawking lo respeto. En parte me parece bien que los cientificos tengan un pensamiento ateo o como mucho agnóstico. Yo creo que vivir sin la creencia en un Dios mientras uno quiere averiguar el origen de todo, te da pie a muchas ideas y conjeturas nuevas ya que no contás con la carta de Deus Ex Machina, literalmente. Aunque yo creo que Hawking tiene una obsesión personal con demostrarle al mundo que no hay un Dios. Carl Sagan, por otro lado, se consideraba agnostico, y si bien la idea de Dios mucho no le kbia decía que es igual de estúpido afirmar la existencia de un Dios como la No existencia. Porque para afirmarlo tendría que saberlo. Y en definitiva nadie sabe eso. Siempre me cayó re bien Carl Sagan.

 No entiendo a los fanáticos religiosos. Como tampoco entiendo a los fanáticos ateos. Hoy en día, por si no lo notaron, está muy de moda no creer en Dios. Y mas allá de que a las creencias haya que respetarlas, a veces me dan por las pelotas los argumentos que dan los fanáticos en cuestión. Porque en definitiva ninguno tiene la posta de las postas en está cuestión. No existe ningún ser humano ni vivo ni muerto que conozca toda la existencia en su totalidad y haya obtenido un dato congruente sobre la existencia o no existencia ni de Dios ni de un unicornio rosa con alas en la cola, si vamos al caso. Y así como los fanaticos te tiran la carta de la "Creación" para descartarte la "Evolución", los fanaticos ateos te tiran la carta "Evolución" para hacerle counter a la "Creación". Quizás mi idea es muy utopica pero... porque no se dejan de romper las pelotas y hacer tanta propaganda en contra al bando opuesto?  Tanto cuesta abrir un poco la cabeza, sea cual sea la postura que uno tiene y decir "yo creo en esto, pero QUIZÁS me equivoco, y como no estoy en 100% seguro de que lo que estoy diciendo sea la posta... mejor me cayo un poquito la boca antes de ir hablando potencialmente.... boludeces?

"But the fact that some geniuses were laughed at does not imply that all who are laughed at are geniuses. They laughed at Columbus, they laughed at Fulton, they laughed at the Wright Brothers. But they also laughed at Bozo the Clown."
Carl Sagan

1 comentario:

  1. Y alguien te tenía que comentar esta entrada... no vamos a dejar que se caiga en el olvido.

    Yo suelo ser extremista por razones prácticas. Considero que el debate (aunque sea de posiciones opuestas) sirve para enriquecer el conocimiento. Lo malo es que es complicado no caer en cagarse a puteadas y considerar al otro como un pelotudo.

    Y lamentablemente también he pecado de hacer esto último.

    ResponderEliminar