martes, 29 de noviembre de 2011

Absent Minded

Es una realidad imperativa que rendir excede los limites de la palabra "mierda", especialmente cuando tenes que rendir 2 materias en un solo día. Si, voy a dar el final de Histo y Embrio, finalmente regularizadas. Esta semana meti Salud Mental con 10, asi que voy a buen puerto (creo)
Son en momentos como estos, en mi vida, cuando tengo pilas y pilas y PILAS de ejercicios, apuntes, libros, puchos y cafe a medio terminar sobre la mesa; cuando tengo dos horas para dormir por día, digo: Y si agarro mis cosas y me escapo y me voy a vender fruta a la frontera con Chile?
Son en días así, cuando veo que la pila de lo que tengo que estudiar sobrepasa al tiempo real que tengo para hacerlo, cuando empiezo a imaginarme abajo de cual puente voy a estar mas comoda viviendo.
Puente Saavedra es una opción fuerte por el momento.
Encima que entre mas tengo que estudiar, mas se niega mi mente a realizar el acto y mas deambula pensando pelotudeces como estas. Nunca falta el garabatito que empiezo a hacer en la hoja de resumenes que se termine convirtiendo en una puta replica de la Capilla Sixtina. O que me pinté lavar los platos al toque de terminar de comer, junto con toda la cocina y ya que estoy baldear el piso.
Y no hablemos del sueño, oh, Dios. No recordemos al sueño. Esos ataques furtivos de siesta que llegan en el peor momento. Especialmente cuando el rayito de sol entra por la ventana de la biblioteca de la facultad y hace que de a uno vayamos palmando todos sobre nuestros apuntes, llenandolos de baba y desdicha. Es como la Kriptonita del estudiante.
Pero mi principal distracción es esa maldita red social! DAMN YOU, FACEBOOK. Invento del aberno...
Creo que le voy a dar el modem a mi vieja y le voy a decir que no me lo devuelva hasta el 13.
Si, el 13.
Rindo un Martes 13.
Problem?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada