jueves, 5 de enero de 2012

La euforia de querer hacer miles de cosas.

Quiero. Quiero empezar a arreglarme todos los días para ir al trabajo, quiero terminar todos los videojuegos que comencé, también quiero comer sano y ejercitarme con frecuencia. 2 veces por semana. No, 4. Y cada tanto ir a nadar a la pileta. Ya que estoy quiero también ponerle constancia al uso de la crema anti celulitis, y por que no, si seguimos la corriente de mens sana in corpore sano, empiezo yoga, practico meditar con frecuencia y me leo un par de libros de autoayuda de Stamateas. Si, eso me va a hacer bien. Leer. También podría ponerme a leer devuelta el Señor de los Anillos, o Nietzsche. Si, si, no tienen nada que ver, pero, carajo! la vida es corta. Corta, cortisima. Y ya que estoy con muchos proyectos podría hacer algo que perdure. Podría meterme en alguna obra de caridad, o armar otro blog. Un blog con critica constructiva a algo, quizas uno gastronomico, total, me gusta mucho salir a comer. O quizás uno de critica literaria, asi lo complemento con la lectura. Pasa que soy muy pasional y tengo mucha imaginación como para limitarme a la critica. Al demonio! Mejor me pongo a escribir cuentos. No, que cuentos? Una novela. Novelas. Muchas novelas sobre un mundo. Voy a ser la próxima Tolkien, y cuando hagan la pelicula de mis novelas, lo cual pasara en unos 6 años, conozco y me caso con alguno de los actores. De ahí a Hollywood y armo mi sociedad benefica. Que Tolkien ni Tolkien, voy a ser como la Princesa Diana. Si! eso! quiero ser una princesa! UNA PRINCESA. Es lo que siempre quise ser. VOY A SER UNA PRINCESA.


Pero la verdad que me re duelen los ganglios del cuello y por ahí me muero la semana que viene de un linfoma... Y también tengo que estudiar para un final.
Por ahí me conformo con plancharme y perfumarme todos los días y bueno, es un primer paso.

2 comentarios: